musica

viernes, 30 de mayo de 2014

.- EL EXTASIS DE TOM .- 12 y 13 (PARTE 1 y 2)

CAP 12
Esa noche, Tom y ____ estaban sentados en el suelo de su habitación, junto al arbolito de Navidad del hotel. Se habían puesto el pijama y ella lo había animado a mostrarle lo que le había mandado Paulina, para que no hubiera secretos entre los dos. Aunque Tom prefería no hacerlo, lo hizo por ella.
Con una mueca, sacó la ecografía de la caja y la sostuvo en la mano. Cuando ____ quiso verla, se la dio, suspirando.
—Esta imagen no puede hacerte daño. Si Rachel y Scott se enteraran, se pondrían de tu lado —dijo ella, trazando el contorno de la cabecita con un dedo—. Puedes guardarla en algún sitio privado si lo prefieres, pero no creo que deba estar escondida en una caja. Tenía nombre. Se merece ser recordada.
Tom dejó caer la cabeza entre las manos.
—¿No crees que sería morboso?
—No creo que haya nada morboso en un bebé. Maia era tu hija. Paulina te ha enviado esta imagen para castigarte, pero a mí me parece que deberías considerarla un regalo. Deberías conservarla en un lugar de honor. Eres su padre.
Él estaba demasiado emocionado para decir nada. Se levantó y recorrió la habitación, pensativo. Se apoyó en la puerta con la mirada perdida.
____ lo siguió.
—Ya tengo ganas de estrenar eso —dijo, señalando el corsé negro y los zapatos a juego, que habían dejado dentro de la caja abierta, debajo del arbolito.
—¿De verdad?
—Tendré que soltarme un discurso mientras me lo pongo para darme ánimos, pero me parece muy bonito y femenino. Y los zapatos me encantan. Gracias.
Tom se relajó un poco. Quería pedirle que se lo probara ya. Quería verla con los zapatos puestos —tal vez sentada en la encimera del lavabo, con él entre sus piernas—, pero se guardó sus deseos por el momento.
—Tengo que decirte algo. —____ le cogió la mano y entrelazó sus dedos con los suyos—. No voy a poder ponérmelo esta noche.
—Con todo lo que ha pasado, entiendo que no te apetezca.
Tom le acarició el dorso de la mano con el pulgar.
—Pasarán unos días antes de que pueda ponérmelo.
—No te preocupes, lo entiendo. —Trató de soltarle la mano.
—Intenté explicártelo anoche, pero no me dejaste acabar.
Él aguardó en tensión.
—Es que... tengo la regla.
Tom se quedó con la boca abierta, aunque en seguida la cerró y le dio un sentido abrazo.
—No era ésta la reacción que esperaba. —La voz de ____ llegaba apagada por el abrazo—. ¿Me has oído bien?
—Entonces, anoche... ¿no era que no me desearas?
Ella se separó y lo miró sorprendida.
—Aún estoy disgustada por lo que ha pasado, pero por supuesto que te deseo. Siempre que hacemos el amor me haces sentir especial. Pero ahora no quiero entrar en... quiero decir, no quiero que tú entres... Bueno, ya sabes lo que quiero decir —se interrumpió, ruborizándose.

Con un suspiro de alivio, Tom la besó en la frente.
—Tengo otros planes para ti.
La llevó de la mano hasta el espacioso cuarto de baño, deteniéndose un instante para encender el equipo de música. Las notas del tema de Sting Until llenaron la habitación.

Paulina estaba sentada en una cama desconocida, en Toronto, cubierta de sudor frío. No importaba cuántas veces la tuviera, la pesadilla no variaba nunca. Ni el vodka ni las pastillas servían para eliminar el dolor del corazón ni las lágrimas de los ojos.
Al alargar la mano hacia la botella que tenía en la mesilla de noche, tiró el reloj al suelo. Tras varios tragos y varias pastillas, la oscuridad se la llevaría a su reino y podría por fin dormir.  No encontraba consuelo. Otras mujeres podían tener otro hijo que las ayudara a superar el dolor de la pérdida del primero. Pero ella nunca volvería a tener hijos. Y el padre de su bebé perdido no la quería.
Él era el único hombre al que había amado de verdad. Lo había amado de cerca y en la distancia, pero Tom nunca había correspondido a sus sentimientos. Siempre se lo había dejado claro. Pero era demasiado noble para echarla de su vida de una patada.
La cabeza le daba vueltas mientras lloraba con la cara enterrada en la almohada, lamentando su doble pérdida.
La de Maia.
Y la de Tom.

CAP 13 (PARTE 1)
El profesor Giuseppe Pacciani no era un hombre virtuoso, pero era listo. No creyó a Christa Peterson cuando ésta le dijo que estaría encantada de verse con él para algo más que palabras. Y para asegurarse de que el encuentro acababa produciéndose de manera satisfactoria, se guardó el nombre de la fidanzata canadiense del profesor Kaulitz, prometiendo revelárselo cuando se vieran en Madrid, en febrero.
Christa, que no quería acostarse con él ni tener que esperar tanto para obtener la información, no le respondió. Cambiando de táctica, buscó otra manera de lograr su objetivo.
Era evidente que estaba celosa y que los celos eran la razón que la impulsaba a buscar el nombre de la mujer que había triunfado donde ella había fracasado (inexplicablemente), logrando el interés del profesor. Hacía tiempo que sospechaba de una morena de ojos grandes y mirada inocente, concretamente desde que el profesor Kaulitz había discutido a gritos con ella en mitad de un seminario, por culpa de una amante llamada Paulina.
Aunque también sentía una gran curiosidad por saber si los rumores que lo vinculaban con la profesora Singer y sus secretos no tan secretos eran ciertos. Cuando él le había dado dos besos a la profesora al acabar la conferencia, muchas lenguas se habían puesto en movimiento, la de Christa entre ellas.
Tal vez Giuseppe se equivocaba. Tal vez lo que Tom Kaulitz tenía no era una fidanzata, sino una amante.
Tratando de resolver ese misterio tan jugoso, Christa se puso en contacto con un antiguo amor de Florencia que escribía en el periódico La Nazione, pidiéndole cualquier tipo de información sobre la vida personal del profesor. Mientras esperaba la respuesta, se centraría en una fuente de información más cercana. En Lobby todos los secretos dejaban de serlo tarde o temprano.
La prolongada ausencia del profesor Kaulitz se remontaba a la noche en que ella había tratado de seducirlo. Por tanto, razonó, la relación con su prometida debió de empezar en esa época. Antes de entonces, él no había tenido tantos miramientos sobre con quién se enrollaba.
Tal vez ya había tenido encuentros esporádicos con su novia antes de esa fatídica noche. Era muy posible que la relación no fuera tan monógama como Christa creía y que el profesor la alternara con otras relaciones. Aunque suponía que si una de éstas fuera oficial, le habrían llegado más rumores.
(Al fin y al cabo, Toronto no dejaba de ser una ciudad pequeña en muchos aspectos.)
El camino que seguir estaba claro. Era muy probable que el profesor Kaulitz y su novia hubieran ido alguna noche a Lobby durante el semestre anterior, ya que el local era el lugar favorito de él. Sólo tenía que encontrar a alguien que trabajara allí e interrogarlo hasta obtener la información que necesitaba.
Un sábado por la noche, a última hora, Christa se dedicó a acosar al personal de Lobby, en busca del eslabón más débil. Sentada en el bar, ignoró por completo a la alta y rubia americana que tenía al lado, sin saber que ésta acababa de llegar de Harrisburg con el mismo objetivo que ella.
Christa hizo una mueca de disgusto cuando la mujer sacó su iPhone del bolso y empezó a hablar a gritos con un maître llamado Antonio.

A medida que avanzaba la noche, fue descartando candidatos. Ethan tenía novia formal, más de un barman era gay y casi todas las camareras eran mujeres. Sólo le quedaba Lucas.
Éste era un informático un poco friki (dicho sin ánimo de ofender) que ayudaba a Ethan con la seguridad del club. Tenía acceso a las grabaciones de las cámaras de seguridad y estuvo encantado de quedar con ella a una hora en que el club estaba cerrado para revisar los CD desde setiembre de 2009.
Ésa fue la razón de que Christa se encontrara un domingo por la mañana en el servicio de mujeres, con Lucas embistiendo entre sus piernas, en vez de estar en la iglesia.

Tom y ____ regresaron a Toronto el 1 de enero, bastante más tarde de lo planeado. Pasaron por el apartamento de ____ para dejar algunas cosas y coger algo de ropa. O eso al menos era lo que pensaba Tom mientras el taxi los esperaba a la puerta del edificio y él aguardaba en el frío y poco acogedor apartamento a que ella preparara su bolsa.
Pero no lo hizo.
—Ésta es mi casa, Tom. Llevo tres semanas fuera. Tengo que poner lavadoras y empezar a trabajar en la tesis. Las clases empiezan el lunes.
La expresión de él se ensombreció rápidamente.
—Sí, soy muy consciente de cuándo empiezan las clases —replicó secamente—, pero este apartamento está helado. No tienes nada de comer y no quiero dormir sin ti. Ven a casa conmigo y vuelve mañana por la mañana.
—No quiero ir a casa contigo.
—Te dije que haría cambiar los muebles del dormitorio y lo he hecho. No sólo la cama, todos los muebles son nuevos. —Haciendo una mueca, añadió—: Incluso he hecho pintar las paredes.
—No estoy preparada. —Y dándole la espalda, empezó a deshacer la maleta.
Al ver que no pensaba cambiar de opinión, él se marchó del apartamento dando un portazo.
____ suspiró.
Sabía que Tom lo intentaba, pero los secretos que había descubierto recientemente habían erosionado mucho su autoestima. Una autoestima que había empezado a recuperar en Italia.
____ era consciente de que la culpa de que tuviera tanto miedo a perderlo era del divorcio de sus padres y de la traición de Simon. Pero una cosa era saberlo y otra que dejara de afectarla. Por mucho que lo intentara, era incapaz de creer que Tom no se cansaría de ella con el tiempo.
Estaba a punto de cerrar la puerta con llave, cuando él regresó, maleta en mano.
—¿Qué quieres? —preguntó ella.
—Darte calor.
Y dejando la maleta en el suelo, se encerró en el baño. Minutos más tarde, volvió a salir, con la camisa desabrochada y fuera de los pantalones, refunfuñando algo sobre que había arreglado el jodido calefactor.
—¿Por qué has vuelto?
—Ya sabes que me cuesta dormir sin ti. De hecho, estoy tentado de vender el maldito piso y todos los muebles y comprar uno nuevo.
Negando con la cabeza, se quitó la ropa sin ceremonias.
Mientras ____ usaba el baño, él se entretuvo mirando algunas de las cosas que ella había dejado en la mesita auxiliar: el álbum con las reproducciones de Botticelli que
le había regalado por su cumpleaños, una vela grande, una caja de cerillas y las fotos que él le había hecho.
Mientras las miraba, se excitó. Ella le había dicho que quería posar para él. Deseaba que la fotografiara. Un mes atrás, eso le habría parecido imposible. Se había mostrado tan tímida, tan nerviosa...
Recordó su expresión cuando la había llevado a su casa después de aquella horrible discusión en la universidad. Pensar en sus ojos, grandes y aterrorizados, y en cómo había temblado bajo sus manos, hizo disminuir su erección. No se la merecía. Y lo sabía. Era sólo la baja autoestima de ____ la que le impedía darse a ella cuenta de la verdad.
Siguió mirando las fotos hasta llegar a una de ____ de perfil. Tom le apoyaba una mano en el hombro, mientras le retiraba el pelo del cuello con la otra para darle un suave beso.
Ella no sabía que él tenía una copia ampliada de esa foto guardada en el armario del dormitorio. No se había atrevido a colgarla antes por miedo a su reacción. Cuando volviera a casa, sería lo primero que haría.
Esa idea alimentó de nuevo su deseo. Encendió la vela y apagó la luz. Un resplandor romántico se extendió por la habitación justo cuando ____ salía del baño.
Tom se sentó en la cama, completamente desnudo. Ella, en cambio, llevaba en la mano un pijama de franela con patitos de goma estampados.
—¿Qué haces? —le preguntó él, sin disimular su disgusto.
—Me preparo para dormir.
—Ven aquí. —La atrapó con la mirada.
____ se acercó a él lentamente.
Arrebatándole el pijama de las manos, lo lanzó a la otra punta de la habitación.

CAP 13 (PARTE 2)
—No necesitas pijama. No necesitas ponerte nada.
Ella se desnudó lentamente, dejando la ropa sobre una silla plegable. Cuando se acercó a la cama, Tom la detuvo poniéndole una mano sobre la cabeza, casi como si la estuviera bendiciendo. Entonces empezó a acariciarla desde el pelo, pasando por las cejas y los pómulos, encendiendo su deseo con la intensidad de su mirada.
Había algo del antiguo profesor Kaulitz tras aquellos ojos, algo primario y sexual. Cuando ____ cerró los suyos un instante, las manos de Tom, que ya le habían bajado hasta el cuello, le sujetaron la cara.
—Abre los ojos.
Al obedecer, se asustó un poco al ver el hambre en su mirada. Era un león acosando a su presa, ansioso por alimentarse. Sabía que no quería asustarla, pero se sintió indefensa ante su propio deseo de él.
—¿Has echado de menos tocarme así? —le preguntó Tom, con un ardiente susurro.
____ respondió que sí con la voz ronca de excitación. El pecho de él se hinchó de orgullo.
Recorrió el camino desde su cara hasta sus rodillas lentamente, pero Tom parecía disfrutar de cada centímetro, deteniéndose en varios puntos. Su tacto era ligero, pero lleno de ardor. A pesar del frío de la habitación, ____ sentía calor por donde pasaban sus manos. Pero en cuanto se acordó de lo fría que estaba la habitación, se estremeció.
Tom se interrumpió inmediatamente y se echó a un lado para que se metiera en la cama, del lado de la pared. Presionó su pecho contra la espalda de ella y los cubrió a los dos con el edredón lila.
—He echado mucho de menos hacerte el amor. Era como si me faltara algo
esencial.
—Yo también te he echado de menos.
Tom sonrió aliviado.
—Me alegro mucho de oírte decir eso. Ha sido una tortura pasar una semana sin poderte tocar así.
—Ha sido una tortura pasar una semana sin que me tocaras así.
El deseo que oyó en su voz le encendió la sangre, y la abrazó con más fuerza.
—Los abrazos y los mimos también forman parte de hacer el amor.
—Nunca me habría imaginado que fuera usted un mimoso, profesor Kaulitz.
Él le mordisqueó el cuello, succionándolo muy ligeramente.
—Me he convertido en un montón de cosas desde que me aceptaste como tu amante. —Acercando la cara a su pelo, aspiró su aroma a vainilla—. A veces me pregunto si te das cuenta de lo mucho que me has hecho cambiar. Es casi milagroso.
—Yo no hago milagros. Pero te quiero.
—Y yo te quiero a ti.
Entonces, Tom permaneció inmóvil unos instantes, lo que sorprendió a ____, que había esperado que empezara a hacerle el amor inmediatamente.
—Al final no me contaste lo que pasó en el restaurante Kinfolks la víspera de Navidad —dijo él, tratando de sonar despreocupado. No quería que pensara que se lo estaba reprochando.
Con la esperanza de acabar pronto la conversación y poder pasar a otras actividades más placenteras, ____ le contó el altercado con Natalie, obviando la parte en que ésta se había burlado de sus habilidades sexuales delante de todo el mundo. Tom la tumbó de espaldas para verle la cara.
—¿Por qué no me lo contaste?
—Ya no podías hacer nada.
—Te quiero, ¡maldita sea! ¿Por qué no me lo contaste?
—Cuando entramos en casa, Paulina te estaba esperando.
Él frunció el cejo, pero se calmó.
—De acuerdo. Así que amenazaste a tu antigua compañera de habitación con llevar el tema a la prensa.
—Sí.
—¿Crees que te tomó en serio?
—Quiere salir de Selinsgrove más que nada en el mundo. Quiere ser la novia oficial de Simon y acudir a actos políticos cogida de su brazo. No hará nada que ponga en peligro sus posibilidades de conseguirlo.
—¿No ha logrado todo eso todavía?
—No. Llevan su relación en secreto por deseo de Simon. Por eso tardé tanto en darme cuenta de que se la estaba tirando.
Tom se estremeció. ____ no solía hablar así. Cuando lo hacía, era que estaba más disgustada de lo que parecía.
—Mírame —le dijo él, apoyando los brazos a cada lado de sus hombros.
Ella lo miró a los ojos y Tom le devolvió una mirada preocupada.
—Siento que Simon te hiciera daño. Y siento no haberle pegado más fuerte cuando tuve la ocasión. Pero no puedo decir que sienta que se liara con tu compañera. De no haberlo hecho, ahora no estarías conmigo.
La besó, acariciándole el cuello hasta que ella suspiró, satisfecha, en su boca.
—Eres mi hojita. Mi preciosa y triste hojita y yo quiero verte fuerte y feliz. Siento mucho las lágrimas que has derramado por mi culpa. Espero que algún día puedas perdonarme.

____ lo abrazó con fuerza y ocultó la cara en su hombro. Luego lo exploró con sus manos hasta que sus cuerpos se fundieron en uno solo. El silencio del diminuto estudio se llenó con el sonido de los apagados jadeos de ambos y con los gemidos de ____, que iban aumentando de intensidad.
Era un lenguaje sutil, el lenguaje de los amantes. Los suspiros se respondían con más suspiros o con gruñidos. La excitación de uno crecía y se alimentaba de la excitación del otro hasta que los gruñidos se convertían en gritos y, más adelante, otra vez en suspiros. El cuerpo de Tom la cubría por completo, llenándola de las sensaciones de su peso, su sudor y su piel desnuda.
Ése era el gozo que todo el mundo perseguía: sagrado y pagano a la vez. La unión de dos seres en un solo ser: una unión perfecta, sin costuras. Un retrato de amor y satisfacción profunda. Un breve vistazo de la visión beatífica.
Antes de salir de su interior, Tom le dio un último beso en la mejilla.
—¿Lo harás?
—¿El qué?
—Perdonarme por lo de Paulina. Por no habértelo contado todo y por tratarla tan mal.
—No puedo perdonarte en su nombre. Eso sólo puede hacerlo ella. —____ se mordió el labio inferior—. Ahora más que nunca tienes que asegurarte de que reciba ayuda para que pueda seguir adelante con su vida. Se lo debes.

Él quería decir algo, pero la fuerza de su bondad se lo impidió.



HOLA!!! BUENO COMO PUEDEN VER SON DOS CAPS EN UNA SOLA ACTUALIZACION ... LO SE ... AMENME :D ... NAA!! SOLO QUIERANME ... JAJAJA LA RAZON? ESTA MUY CORTO EL CAPS NUMERO 12 ENTONCES LES AGREGE EL 13 PARA QUE NO LEYERAN TAN POQITO, SE LO QUE SE SIENTE QUE LEAS UNA MISERIA ... MUY POQUITO POR ESO LES AGREGE ASI.
RESPONDO COMENTARIOS. A LA CHICA QUE TODAVIA NO ME SE SU NOMBRE (AUN, PERO ME LO APRENDERE, QUE NO SE PREOCUPE) JAJAJA NO ERES EXAGERADA .. YO HARIA Y HACIA LO MISMO QUE TU ... POR MI NO HAY PROBLEMA QUE TU SOLA ACOMPLETES LOS COMENTARIOS ... PUEDES COMENTAR LAS VECES QE QUIERAS :)) ... BUENO SIN MAS QUE DECIR ME DESPIDO Y YA SABEM 4 O MAS COMENTARIOS LES AGREGO MAÑANA EL 14 SINO ... A ESPERAR COMO LO HICE ESTA SEMANA ... Y MIREN QUE ESTUVE TENTADA A AGREGARLES PERO ME DIJE .. VIRGINIA, SI LES AGREGAS CREERAN QUE NO TIENES PALABRA Y COMO HABIA 3 COMENTARIOS SEGUIRAN ASI ... ASI QUE AGUANTA Y HASTA QUE NO VEAS 4 O MAS COMENTARIOS LES AGREGAS , ASI QUE ASI LO HICE .. BUENO AHORA SI ME VOY :)) ADIOS Y QUE TENGAN BONITA Y DELICIOSA NOCHE ...

4 comentarios:

  1. Esta hermosa la fic!! *.*

    Crista es una perrsa.. No quiero q nadie arruine estoo..

    Subere Virgiii xD

    ResponderEliminar
  2. Me encanto, hay esa Christa ahora me cae mas mal, Paulina lo q me da es lastima pero tambien me cae mal xq quiere separar a Tom de (Tn) y eso no es justo :S, hay tan lindos Tom y (Tn) espero q sigan juntos y q nadie los separe y ps me gustaria mucho q (Tn) quedara embarazada de Tom pero veo q mi deseo no se podra cumplir xq Tom se esterilizo :( sube el 14 pleasee :)

    ResponderEliminar
  3. Holaaa, bueno yo creo que ______ no debería permitir que tom y paulina hablaran, porque a ella le va agustar ver a tom y va a querer intentar cual quier cosa con tal de tenerle y aunque confio plenamente en tom, no me gusta que es arpia se le acerque hahahahaha y la muy zorra de cristal agggggg la odio es muy guarra! Espero que no descubra a la novia de tom porque entonces si estaran en apuros, ojala sr lo este tirando al chico del baño y luego el le diga que no sabe hajahahahahaha
    Bueno que sepas que tomo en cuenta lo que me dijiste dr que puedo comentar todo lo que quiera y estoy tentada hahahahaha es que faltan comentarios y me encantaria despertar con un cap ya que estoy malita y no tengo mas que hacer que estar en la cama y tus caps como ya te dije me tienen super entretenida y emocionada, hahahahahaha soy muy fan tuya y de como escribes o en este caso adaptas, bueno no hablo más que mi madre dice que cuando empiezo no hay quien me pare XD hahajahaha
    Por cierto me llamo Olaya (un nombre raro si hahahajahaha)
    Un besin, siguela plizzz♥

    ResponderEliminar
  4. Por cierto la escena de _____ y tom me encanto y cuando tom bajo a por sus maletas también cada día que pasa me gusta más este hombre jajajajajajajaja siguela pliz ya tienes los 4 comentarios :D

    ResponderEliminar